6 errores que debes evitar al rediseñar tu sitio web

Diseño Web | Escrito por: Mariella Martinez | Publicado el 28-02-17
errores-al-redisenar-un-sitio-web.jpg

¿Estás a punto de rediseñar tu web? ¡Nos alegra saberlo! Ten en cuenta que tu página web es más que un diseño bonito con la información básica de tu marca - ¡eso ya quedó en el olvido! - es tu mejor vendedor en el mundo digital y deberá tener todo lo que tu audiencia necesita.

Al rediseñar tu página web, deberás evitar cometer estos 6 errores comúnes que no te aportan mucho a tu estrategia. ¿Cuáles? Acompáñame en este artículo.

 

  1. Esperar mucho tiempo

Cuando estaban las páginas web tradicionales, muchas organizaciones invertían demasiado en el rediseño de su página web y este precio era tan elevado, que esperaban dos o tres años para volver a rediseñar; haciendo que con el tiempo se volviera obsoleto.

Hoy, todo se actualiza continuamente porque la sociedad digital lo demanda. Así que, continuar con esta práctica implica un fracaso inminente para la web de tu organización.

 

  1. No hacer un análisis previo

Antes de rediseñar tu sitio web, asegúrate de hacer un análisis de tus objetivos, los requisitos que llevarán tu web a orientarla al crecimiento, la funcionalidad de cada elemento, los puntos de referencia de tu antigua web, entre otros. De este modo, te asegurarás que tu web se aparte totalmente de la metodología tradicional que antes usabas.

 

Si necesitas una ayuda para realizar este análisis, te invito a revisar el siguiente artículo donde encontrarás todas las preguntas que te debes realizar antes de rediseñar tu sitio web, sin perder de vista ningún detalle.

 

  1. No actualizar contenido

Así como estás apunto de actualizar tu página web, es igual de importante que innoves tu contenido de manera constante; ya que esto permitirá que los usuarios que visiten tu página otra vez, no sólo encuentren una carcasa bonita; también un contenido llamativo que les informe de las novedades y los enganche a seguir viendo lo que actualizarás más adelante.

 

¿Has visto aquellas páginas que rediseñan su web pero dejan su contenido anticuado tal cual? Es como darse un baño pero volver a colocarse encima la misma ropa del día anterior, es decir, absurdo. Por eso, te recomendamos que al tiempo que rediseñas, actualices y cures todo el contenido que tengas. ¡Tus usuarios amarán las novedades!

 

  1. Colores y tipografías

¡Cuidado en este punto! Aquí, debes tener dos cosas muy en cuenta:

  • Cuando empieces a rediseñar tu sitio web, tu tipografía debe ser totalmente legible y notoria; es decir, que sus trazos no sean muy delgados ni las formas muy elaboradas.
  • Un exceso de colores y tipografías; en especial de aquellos que no tienen nada que ver con la esencia de tu organización, malograrían la estética de tu página web y además, causarían confusión y distracción en el usuario.

 

  1. No hacerlo responsive

En la actualidad, donde hay tantos dispositivos de distintos tamaños y formatos con acceso a internet, es importante que nuestro sitio web sea responsive; es decir, que se adapte a las pantallas de todos los dispositivos para así tener la oportunidad de obtener mayor cantidad de visitas y clientes.

 

Según el portal International Business Times, el 21% de la generación millenial utiliza sus smartphones y tablets para ingresar a internet; es decir, un aproximado de uno de cada cinco. ¿Piensas perderte esta oportunidad? No, ¿verdad? Entonces no dudes en hacer tu web responsive.

 

  1. No darle importancia al SEO

¿De qué sirve rediseñar tu sitio web y volverlo atractivo a tu público objetivo, si finalmente nadie lo va a ver? Olvidar el SEO o restarle importancia, es uno de los errores que más cometen aquellos que rediseñan su sitio web sin tener una asesoría profesional previa.

 

Optimizando tu sitio web te asegurarás que los buscadores te encuentren fácilmente, analicen tu contenido y tengas mayores posibilidades de ser encontrado a través de palabras clave, por tu público objetivo. ¡No descuides ninguna vía de acercarte a tu cliente ideal!

 

Como conclusión, tener un sitio web va mucho más allá que contar con un dominio web propio y un diseño llamativo; requiere de una actualización constante, analizar previamente tu panorama, tener un diseño claro y atractivo, que tu web se adapte a todas las plataformas y que, además, esté optimizada con SEO para que la encuentren en los buscadores.

 

¿Necesitas una guía? Te invito a descargar nuestro E-book “¿Cómo diseñar un sitio web para conseguir Leads y Ventas?”; donde encontrarás los mejores consejos y los pasos para crear una web exitosa que impulsará tu crecimiento.

 Diseña un sitio web para conseguir tráfico, leads y ventas