5 razones por las que el Diseño Web tradicional ya no funciona

Diseño Web | Escrito por: Ashley Cuenca | Publicado el 17-01-17
razones-diseno-web-tradicional-ya-no-funciona.jpg

Tu sitio web es el centro de tus actividades de marketing online, ya que sin este es mucho más difícil que te puedas posicionar frente a tu audiencia. Ya seas una empresa pequeña o grande tu web permanecerá las 24 horas del día a disposición de tu consumidor, convirtiéndose en tu mejor vendedor.

Un buen sitio web brinda prestigio y calidad a tu empresa, dos atributos importantes para crear confianza en tu consumidor, incluso le permitirá a tu usuario avanzar por su viaje de compras hasta lograr la venta.

Ahora hazte esta pregunta, ¿crees que el diseño web tradicional que estás utilizando actualmente cubre tus necesidades y las del nuevo consumidor? A continuación, te explicamos porque este método ya no funciona.

 

¿Por qué el diseño web tradicional ya no funciona?

 

  1. Gran costo inicial

El construir un buen sitio web al estilo tradicional tiene un costo inicial alto. A esto súmale de que requerirá el pago completo antes de hacerlo público y probar si la web es realmente óptima para el usuario.

Esto supone una gran pérdida para ti, es por eso que un diseño web tradicional ha dejado de ser rentable tanto para la empresa como para el usuario.

 

  1. Más costo - tiempo

Es común que este método tradicional se base en una web anterior que no ha sido mejorada en un periodo de un 1 año y medio a 3 años, este proceso de rediseño estará listo entre 3 a 6 meses, momento en que se producirá su lanzamiento y a partir de ahí el ciclo se repetirá.

¿Qué quiero decir con esto?, pues que tu sitio web volverá a quedarse estancado hasta una nueva remodelación. Además, durante este tiempo invertido no hay resultados de negocio, pues no verás los resultados del nuevo diseño.

 

  1. El presupuesto y entrega siempre se alargan

Si ya has elaborado o rediseñado tu página web, de seguro te ha pasado que el presupuesto destinado para tu página no fue continuo, en otras palabras, aumentó, ya sea porque decidiste realizar algunos cambios o se presentaron algunos imprevistos que no estaban contemplados al principio.

¿Y qué crees?, estos contratiempos que alargarán tu presupuesto, también harán lo mismo con el tiempo. Sea cual sea el motivo, con el diseño web tradicional esto casi siempre sucede, pues es imposible precisar un costo y tiempo fijo cuando existen tantas partes, recursos y pasos que participan.

¡Cotiza sin compromiso y convierte tu sitio web en tu mejor vendedor!

  1. Es un diseño basado en hipótesis

El método tradicional debe lanzar un sitio web que tenga éxito, en teoría. Sin embargo, tu nueva web, tendrá que esperar a ser publicada para ver si lo que tú planeaste dará los resultados que esperabas.

El método carece de ensayo-error, y esta técnica es precisamente la que ayuda a determinar qué funciona y que no para tus clientes. Y aunque se espera que, al ser un rediseño, los cambios venideros superen el anterior, esto sigue siendo una hipótesis, pues no hay forma de probarlo previamente con el público.

A esto súmale el hecho de que hoy en día las tendencias cambian mes con mes, es decir, los arreglos que planeaste hace 3 o 4 meses, son diferentes a los 6 meses. En conclusión, existe más probabilidad de errores.

 

  1. No hay forma de aprender y realizar cambios

Y finalmente, para terminar de agrandar este problema, una vez lanzada tu web por lo general permanece sin cambios entre un promedio de 2 a 3 años, y ¿por qué?, pues primero porque si usas el método de diseño tradicional, solo podrías aprender de los análisis de resultados de tu página, recién cuando esta se haya publicado.

Y segundo, porque volver a rediseñarla solo generaría otra vez un costo de tiempo, presupuesto y trabajo adicional. Y más si sabes que durante este nuevo rediseño, tu página web volverá a quedar inhabilitada. ¿Gran pérdida de tiempo no?

Sin embargo, no todo está perdido. Existe una nueva técnica que hará que todos estos puntos negativos se minimicen.

 

EL GROWTH DRIVEN DESIGN (GDD), DISEÑO PENSANDO EN CRECIMIENTO

Este método de diseño ligado al Inbound Marketing, no solo entiende estos problemas, sino que, además, sus innovadoras técnicas de desarrollo, los solucionan. Y es que el diseño pensado en crecimiento, contempla a la fase de lanzamiento del sitio web como un estado preliminar para probar si es óptimo o no al usuario, siendo el tiempo de elaboración y costo mucho menor.

 

  • Integrado a la estrategia de marketing y ventas:

El Growth Driven Design se basa en un análisis de marketing y datos de comportamiento de usuarios para elaborar tu página, no dejan nada a la hipótesis, además, su desarrollo se concentrará en la experiencia del usuario, permitiéndote:

  • Aprender, pues las investigaciones y pruebas en el usuario son constantes.
  • Adaptar tu web continuamente a las nuevas necesidades y tendencias.
  • Minimizar los riesgos asociados con el diseño web tradicional, ya que acorta el tiempo de su lanzamiento y se centra en el impacto real.

 

Entonces, ahora que ya sabes que el Growth Driven Design es tu mejor opción para desarrollar tu sitio web, te invitamos a descargar gratuitamente nuestro ebook “Tu mejor vendedor”, donde podrás aprender más acerca de sus ventajas, cómo funciona y sobretodo, cómo llevarlo a cabo ¡Dile adiós al diseño web tradicional y experimenta el éxito con GDD!

Diseña un sitio web para conseguir tráfico, leads y ventas