Cómo hacer un análisis y definir objetivos en redes sociales

Ir abajo

¿Recuerdas mis post donde hablaba de cómo diseñar una estrategia de social media, el cual se sostiene sobre tres pilares?

Sí, fue muy general, pero ahora explicaré de qué trata cada pilar, así que comenzaré por el Social Monitoring, que es el research stage o etapa de búsqueda e investigación.

El Social Monitoring representa la base de una estrategia de redes sociales, pues como todo plan, antes de actuar es mejor ver la situación actual, ver los recursos que se tiene y que faltan, las fortalezas y debilidades, es decir, explorar el campo de batalla.

Esta etapa la dividiré en las siguientes acciones para ofrecer mejores detalles:

  • Análisis de audiencia y de la marca
  • Definición de objetivos

Estas dos acciones son las más importantes en el Social Monitoring, pues una vez ejecutadas lo siguiente será más sencillo.

 

Análisis de audiencia y de la marca

Comencemos por conocer bien a nuestro consumidor, cliente, usuario, comprador o mejor que todo ello, nuestra audiencia, y mucho mejor todavía, nuestro buyer persona, como me gusta llamarlo bajo la metodología del inbound marketing.

Pero si tu estrategia de redes sociales no está inmersa en una maquinaria más grande como es una estrategia inbound, es necesario que analices bien a tu audiencia y definas a tu comprador ideal.

Guia paso-a-paso para crear tu propia estrategia de contenidos

En ese sentido, para analizar a tu audiencia, hazte las siguientes preguntas:

  • ¿A quién le vendes actualmente?
  • ¿Qué necesidad estás cubriendo con tu producto o servicio?
  • ¿Cuál es el comportamiento de tu cliente en internet?
  • ¿Qué redes sociales usa?
  • ¿Cuál es el perfil completo de tu comprador?
  • ¿Qué obstáculos puede haber para que tu comprador llegue a tu marca?

 

Contestadas estas preguntas, es hora de diseñar una matriz FODA, aunque antes debes responder las siguientes preguntas sobre tu marca (sea que ofrezca un producto o servicio):

  • ¿Qué vendes, dónde y cómo?
  • ¿Tienes presencia en internet y redes sociales?
  • ¿Cuál es la situación actual de tu marca en el mercado?
  • ¿Cuál es tu propuesta única de valor?
  • ¿Qué se dice de tu marca en el mundo online?
  • ¿Qué hacen las marcas de tu competencia en el mundo online?
  • ¿Qué diferencia existe entre tu marca y las de la competencia?

 

Con esto, el FODA será posible.

Ahora mismo diseña un cuadro y coloca las cuatro variantes: fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas.

foda-impulse.jpg

¿Qué colocarías en cada variante?

Con las preguntas anteriores resueltas, yo colocaría en “fortalezas” todas las cosas más importantes que tiene mi marca en redes sociales. Es decir, todo aquello que estás haciendo bien y en lo que actualmente eres líder. Por ejemplo, tener alto tráfico web, tener buen engagement, tener alta generación de leads, marca bien posicionada en redes, etc.

En “oportunidades” puedes colocar todo aquello que la situación te puede permitir ejecutar. Por ejemplo, realizar una campaña por el lanzamiento de un nuevo producto de tu marca, utilizar tus redes sociales como canal de atención al cliente que antes no tenías, etc.

En “debilidades” es donde debes ser muy honesto, pues de lo contrario estarás construyendo solo un espejismo. ¿Qué puedes escribir aquí? Aquello que sientes que estás haciendo mal pero que puedes corregir a tiempo. Por ejemplo, solo poner puras imágenes que hablan de tu marca y ninguna que aporte valor a tu audiencia, no canalizar correctamente los reclamos de la gente, no tener un equipo humano competente para administrar las redes sociales de tu marca y, mucho peor, no saber medir el retorno de la inversión.

Finalmente, en “amenazas” es donde debes poner aquellos factores que no puedes controlar, por ejemplo, todo lo que hagan las marcas de tu competencia. Y yendo más lejos, la coyuntura económica y social del país y sus consecuencias en la economía de una empresa.

 

Plus:

Aquí te dejo una lista de algunas herramientas para analizar a tu competencia en redes sociales, es decir, para que veas qué hacen y cómo lo hacen.

SocialBro: una excelente herramienta para medir a la competencia en Twitter. Se puede saber cuántos tuits tiene, conocer su audiencia, las palabras que más usa.

Foller.me: con esta herramienta también puedes saber cómo va tu competencia en Twitter. Por ejemplo, puedes saber la fecha de creación de una cuenta, analizar sus tuits, horas de mayor actividad y sentimiento hacia la marca.

SocialMention: esta herramienta sirve mucho para monitorear o rastrear determinada palabra, que en un análisis de redes sociales, es una palabra clave para el negocio.

Klout: si quieres saber qué tan influyente es tu marca, entonces usa esta herramienta gratuita.

Rival IQ: herramienta ideal para analizar la performance actual de tu marca y la de tu competencia. Eso sí, es de pago.

Meltwater: esta es otra herramienta para monitorear una marca no solo en las redes sociales, sino también en los foros y blogs.

Likealyzer: esta herramienta es exclusiva para analizar y medir la performance y potencial de la fan page de tu marca.

Barometer: esta herramienta gratuita de Agora Pulse te permitirá hacer un benchmark de la fan page de tu marca.

 

Definición de objetivos

Hecho el análisis, llegó la hora entonces de establecer los objetivos de una estrategia de social media, pues sin ellos, prácticamente nada tiene sentido. Es por ello, que estos objetivos tienen que ser SMART. ¿Cómo?

Los objetivos deben ser claros y medibles para poder decir al final de la estrategia meta cumplida, de lo contrario será difícil definir si se cumplieron o no.

objetivos-smart-impulse.gifImagen: Giphy

Se les llama SMART porque precisamente esta palabra es la sigla de specific, measurable, attainable, realist y timely. Pero, ¿qué significan?

Specific quiere decir que el objetivo debe ser lo más concreto posible.

Measurable significa que el objetivo debe ser cuantificable o medible, no vago ni ambiguo.

Attainable quiere decir que el objetivo debe ser ambicioso, un reto para la marca, pero alcanzable o posible.

Realist significa que el objetivo debe estar dentro de las posibilidades de la marca. Está bien ser pretencioso, pero siempre con los pies en la tierra.

Timely quiere decir que el objetivo debe tener una fecha de alcance o logro. Solo así sabrás si llegaste a tu meta.

Así, definir los objetivos debe ser más fácil. Yo los divido por objetivos generales y por cada uno, lo específicos, los que vendrían a ser los SMART.

 

Ejemplo:

Si después de tu análisis decides que uno de tus objetivos es aumentar las ventas, el objetivo SMART o específico será conseguir determinado número de leads en 30 días calendarios.

Si tu objetivo es captación de nuevos clientes, tu objetivo SMART será aumentar tú tráfico web en un porcentaje determinado en 30 días calendarios.

Si tu objetivo es mejorar el branding, tu objetivo SMART será aumentar el engagement con tu comunidad en un porcentaje determinado en 30 días calendarios.

 

Mi conclusión:

Estudiar el campo de batalla (análisis de la marca y de la competencia) y establecer las metas de guerra factibles (definición de objetivos) es indispensable antes de saltar al mundo online a través de las redes sociales. Por ello, el Social Monitoring es esencial en una estrategia de social media. En términos sencillos, no podemos alcanzar o conseguir, si antes no sabemos qué tenemos.

¿Tu presencia en redes sociales tiene una estrategia?

New Call-to-action

Impulse
Escrito por
Impulse
Impulse es la primera agencia de Inbound Marketing en Perú, ganadora de 2 Impact Awards de HubSpot.