Tráfico orgánico vs. Tráfico pagado: ¿qué es mejor para escalar tu negocio?

Ir abajo

¿SEO o CPC? ¿Tráfico orgánico o pagado? ¿Mi marca debe ser encontrada o debe pagar por aparecer ante los ojos de la gente? Vaya, es una buena pregunta, un poco complicada quizá, pero intentaré contestarla.

Y la verdad es que depende principalmente de dos factores:

 1. El tiempo de permanencia de resultados

 

¿Qué hacían -y aún hacen- las marcas cuando lanzan un nuevo producto? Pues crear una campaña de publicidad en medios como la televisión, radio, paneles, periódicos y revistas. ¿No?

 

¿Y ahora que existe internet y por lo tanto todo un mundo digital por explorar? Pues apelar al push, es decir, poner pauta en Facebook, Twitter y LinkedIn, publicidad CPC en medios online, portales web y blogs, pero sobre todo, publicidad en buscadores, básicamente en Google (con los famosos Google Adwords), para que cuando una persona busque una determinada palabra relacionada a ellas, lo primero que vea sea sus nombres.

 

Por supuesto, no es el único fin, sino también aumentar tu tráfico web, tener rápida visibilidad, y quizá también obtener resultados rápidos (aunque eso es relativo). Haría énfasis en la palabra “rápido”, que así es como se espera que funcione la publicidad en buscadores.

 

Sin embargo, una vez retirada la pauta, el tráfico disminuye o se extingue, porque esta exposición es artificial y con fecha de caducidad. El search engine marketing (SEM) es bueno, pero costoso y efímero.

 

Distinto es el caso si preferimos el largo plazo, el del tráfico orgánico, que para un marketero promedio se traduce en tres letras: SEO, las siglas de search engine optimization (optimización de motores de búsqueda en español).

 

El SEO, como explique en este post, es el proceso de mejorar una página web con el fin de atraer visitas desde los motores de búsqueda, con Google a la cabeza de los más conocidos y frecuentados. Implica investigar las keywords correctas relacionadas al negocio y, con ellas, crear contenido original y de calidad.

 

Por supuesto, es un trabajo de hormiga y mucha, mucha paciencia, pero hecho correctamente, es posible alcanzar el objetivo principal, que es figurar en el top de resultados orgánicos con resultados permanentes. Y no requiere dinero ni pauta.

 2. Presupuesto

 

Del bendito presupuesto depende en parte lo que comenté en el primer punto.

 

Si hay dinero, es posible hacer publicidad CPC en buscadores y portales web, o poner pauta publicitaria en redes sociales.

 

Si no lo hay, el camino es el del SEO, un trabajo de mucho esfuerzo y mucha más espera. Total, es gratis y no hay que pagarle nada a los buscadores.

 

Como has podido ver, son dos aspectos que debes tomar en cuenta. Sobre por cuál tipo de tráfico debemos apostar, diría que no hay mejor ni peor, pues todo va a depender de la rapidez con que se quiera conseguir determinados indicadores. Obviamente, lograr tráfico orgánico demanda más conocimiento y pericia, y la marca que lo haga, estará un paso por delante.

 

Por supuesto, cuando se trata de inbound marketing, se apuesta por el tráfico orgánico o SEO, aunque la duda puede asaltarte: “¿el inbound marketing debe ser siempre orgánico?

 

Precisamente eso se preguntaron en Inbound.org, una comunidad de especialistas en inbound marketing. Y la respuesta que no necesariamente tiene que ser así. El impulso de una técnica outbound como el CPC o tráfico pagado puede servir de mucho, por ejemplo, en una campaña corta y específica. Una integración sería lo correcto, indican los participantes de dicha conversación que encontrarás en este enlace.

 

Mi conclusión:

 

Una integración de tráfico orgánico con acciones tácticas de tráfico pagado es una buena fórmula de posicionamiento en buscadores y en la mente del buyer persona. Me gustaría saber qué opinas tú.

 Consultoría gratuita de Inbound Marketing

Impulse
Escrito por
Impulse
Impulse es la primera agencia de Inbound Marketing en Perú, ganadora de 2 Impact Awards de HubSpot.