¿Cómo se diseña una estrategia de redes sociales para vender más?

Redes Sociales | Escrito por: Malko Gallegos | Publicado el 29-02-16

Si buscas en internet cómo hacer un plan o una estrategia de redes sociales, seguramente aparecerán cientos de posts acerca de ello.

Puede ser que con tanta información termines mareado, como sin brújula y confundido.

Tranquilo, el asunto no tiene por qué ser complicado.

En esta oportunidad explicaré, paso a paso, cómo se diseña, estructura o establece una estrategia de redes sociales en líneas generales, y en próximos posts tocaré temas más específicos de este mundo apasionante que conocemos también como social media.

Pero antes, una salvedad -y lo diré de forma breve-: las redes sociales no son una moda que todas las empresas deben seguir, sino unos espacios donde deben estar para conocer mejor a su audiencia, escucharla, reforzar su presencia en internet y su marca, generar prospectos y leads, y, sobre todo, de una forma más inteligente conseguir más ventas.

Con colocar una foto, un mensaje o un video, no se hace un buen trabajo en las redes sociales. Los likes finalmente no valen nada, y esa es una práctica que debe cambiar.

Ahora sí, vayamos al objetivo principal de este post.

Según nuestro partner en Impulse, HubSpot, son tres los pilares –o partes- de una estrategia de redes sociales:

  • Social monitoring: que es el research stage o etapa de búsqueda e investigación.
  • Social publishing: que es el writing stage o etapa de publicación de contenidos.
  • Social reporting: que es el assessment stage o etapa de evaluación y mejoras. 

 

Social Monitoring

Como decía arriba, el social monitoring es el research stage, aquel donde se analiza a nuestra audiencia, se observa a la competencia, se define al buyer persona, y se establece objetivos de negocio y de social media. Desde aquí se forjan las bases de una estrategia de redes sociales.

En otros artículos seguramente encontrarás que a esta etapa la llaman análisis de la marca y competencia, y definición de objetivos, pero es lo mismo.

El social monitoring se divide a su vez en varias acciones específicas:

  • Análisis de audiencia
  • Definición de objetivos inbound
  • Establecimiento de keywords principales
  • Definición de buyer persona
  • Establecimiento de voz de marca 

Análisis de audiencia

Aquí debes hacerte las siguientes preguntas: ¿cómo es mi público?, ¿qué espera el público de mi marca?, ¿debo cambiar de público?, ¿cómo alivio los problemas de mi público?, ¿cómo satisfago las necesidades de mi público?

Definición de objetivos inbound

Una vez que analices bien a tu audiencia, debes definir los objetivos de tu estrategia de redes sociales: ¿quieres vender más?, ¿solo posicionar mejor tu marca?, ¿utilizar tus cuentas de redes sociales solo como medio de atención al cliente?

 

Establecimiento de keywords principales

Este es otro punto importante del Social Monitoring, pues en internet es muy difícil posicionarse sin recurrir a las palabras claves. Estas deben tener relación con tu marca, con tu producto y con la forma en que tu público te busca o encuentra.

No hay opción a renunciar a las keywords, de todas maneras tendrás que establecerlas porque así lo requerirá el plan de inbound marketing en donde encaja la estrategia de redes sociales.

 

Definición de buyer persona

Así como las palabras claves, la definición del buyer persona es clave en todo plan de inbound marketing que se respete. Así que teniendo en cuenta que una estrategia de redes sociales va dentro de un mecanismo mucho más grande, deberás definir tu buyer persona, o lo que es lo mismo, tu tipo de comprador o cliente.

Para conocer mejor qué es un buyer persona, lee este post.

 

Establecimiento de voz de marca

Con el buyer persona definido, establecer la voz de tu marca será muy fácil, pues sabrás qué tipo de tono utilizar (¿un tono juvenil, formal, infantil, sensual, etc.?), cómo responder las dudas de tu audiencia, cómo acercarte a ella y cuándo hacerlo.

 

Social Publishing

Esta etapa es otro de los pilares de una estrategia de redes sociales. Aquí es donde deberás publicar el contenido para atraer, entretener, informar, orientar y seducir a tu buyer persona.

Esta también se divide en varias acciones específicas:

  • Definición y optimización de perfiles de redes sociales
  • Creación de una guía de estilo
  • Creación y personalización de contenido
  • Publicación de contenido

 

Definición y optimización de perfiles de redes sociales

Así como el establecimiento de la voz de tu marca, definir qué redes sociales usar será fácil con el conocimiento de tu buyer persona. Por ejemplo, de nada valdrá tener una cuenta en Twitter si tu audiencia no está allí, así como tampoco te servirá estar en Instagram si tu público es ya bastante mayor y solo usa Facebook.

Asimismo, una vez definido en qué red social debe moverse tu marca, deberás optimizarlas. ¿Cómo? Mira el ejemplo de esta empresa en Facebook:

Fanpage de Oncosalud-1.png
Publicación de Oncosalud.png

En la parte gráfica, Oncosalud cuida bien su foto de perfil y de cover. Además, dependiendo del giro del negocio, Facebook permite colocar la dirección de una empresa, como en este caso. Incluso, no desaprovecha la oportunidad de usar las redes sociales para difundir un video acerca de una charla de cáncer de mama, con el link de su canal de Youtube para que sus usuarios puedan conectarse. Es muy importante siempre incluir la dirección de tu página web o canal que deseas que visiten.

También mira el caso de San Roque, que en su cover muestra todo su lado creativo.

san-roque.jpg

Lo mismo deberás hacer en Twitter, Google Plus, YouTube o en la red social donde esté tu marca.

 

Creación de una guía de estilo

Una guía de estilo te ayudará a saber a ti y al equipo que maneje las redes sociales de tu marca cómo manejarse en estos espacios virtuales. Aquí encaja la voz de tu marca, pero también el tipo de contenido que deberás compartir, el tipo de fuente de donde extraerás la información, el tipo de respuesta que deberás dar y todos los otros detalles para tener una buena relación con tu audiencia y, al mismo tiempo, mantener una buena reputación. Esta guía es como la lista de reglas que toda persona deberá seguir cuando administre las redes sociales de tu marca.

 

Creación y personalización de contenido

Obviamente, el paso previo a la publicación de contenido es la creación de contenido. Como seguramente habrás escuchado o leído, el contenido es el rey en el marketing digital, y sin él, es poco o nada lo que se puede lograr en las redes sociales y en general.

Este contenido deberá estar alineado a lo que busca y requiere tu buyer persona, y deberá estar personalizado de acuerdo a la red social donde tu marca tenga presencia.

¡Hagamos un ejercicio!

Supongamos que tu marca es la especialista en productos de limpieza. ¿Qué contenidos publicarías?

¿Lo pensaste?

Ok.

En primer lugar crearía un blog  donde publique una serie de consejos de limpieza. No necesariamente tengo que hacer mención de los productos de la marca como desinfectantes, ceras, aromatizantes, etc., porque de lo que se trata, de acuerdo al inbound marketing, es de ofrecer información de valor. El tiempo para vender vendrá después.

Estos consejos no solo serán en formato de textos y fotos, sino también infografías. A eso le añadiría la creación de un canal de YouTube donde cuelgue videos de consejos súper demostrativos sobre cómo hacer la limpieza en casa de una forma eficaz.

Si pensaste lo mismo que yo, genial. ¿Qué otras cosas harías tú?

 

Publicación de contenido

Con el contenido creado a modo de colchón (no aconsejo debutar en las redes sociales sin un conjunto de contenidos para por lo menos un mes de publicaciones), es momento de “salir al aire”, pero no salir por salir, sino que todo debe ser bien pensado, es decir, no puedes publicar a cualquier hora o cuando te acuerdes.

Por ello, es muy necesario un calendario de publicación, por lo menos, semanal; aunque lo ideal es mensual, donde deberá estar ya definido el tipo de texto que acompañará tu post, el link de tu post y la imagen de tu post.

HubSpot recomienda, por ejemplo, publicar en Twitter de 4 a 6 veces por día; y en Facebook, LinkedIn y Google Plus, 2 veces por día.

Sin embargo, esta no es una regla: el ritmo de publicación en cada red social te lo enseñará la propia experiencia.

 

Social Reporting

Finalmente, esta etapa es donde deberás medir el éxito de tus publicaciones, evaluar la performance de tu marca y ver qué mejoras hacer en los perfiles de redes sociales de tu marca.

En el Social Reporting existen dos acciones específicas:

  • Establecimiento de un benchmark
  • Cálculo del ROI
  • Revisión de tus resultados

 

Establecimiento de un benchmark

Si, establecer un benchmark es clave en esta etapa, no antes. Pero, ¿qué es un benchmark? Es una métrica que te permite medir los resultados de tu negocio con los de tu competencia.

En ese sentido, si bien es importante ver qué es lo que hace tu competencia al inicio del diseño de tu estrategia, es vital sobre todo hacerlo aquí, cuando tus perfiles de social media ya están al aire, para medir la performance de tu marca comparado a la de tus rivales de la industria.

Aunque es cierto que no se puede vivir pendiente de la competencia, siempre es importante echarle una mirada de vez en cuando para no quedarte atrás, sino ir al mismo ritmo, y mejor aún, tomar la delantera.

 

Cálculo del ROI

El retorno de la inversión o ROI (por sus siglas en inglés) es el resultado que obtienes por tus esfuerzos en redes sociales de acuerdo a tus objetivos establecidos al inicio de la estrategia. Es decir, cuánto ganas por invertir determinada cantidad de esfuerzo, tiempo y dinero.

En buen cristiano, se trata de saber si tu estrategia de redes sociales funciono o no.

Mira el gráfico:

impulse-roi.jpg

Está claro que en otro post hablaré a profundidad sobre el ROI en redes sociales.

Revisión de tus resultados

Así como se calendarizan los contenidos, la revisión también debería tener un día de ejecución determinado. Si bien muchas personas lo hacen diaria, semanal o mensualmente, la fecha de revisión y análisis de resultados en social media dependerá de cada equipo.

 

Mi conclusión:

Sobre estos tres pilares descansa una estrategia de redes sociales. La forma en que se acomoden las acciones independientes descritas es cuestión de cada marketero o estratega digital. Lo importante es que en cada etapa se cumpla al detalle cada acción, porque de esta depende el éxito de la siguiente, y así sucesivamente.

Las estrategias en cada red social de acuerdo a su naturaleza para conseguir prospectos y leads, cómo hacer publicidad en cada red social, cómo manejar la reputación y otros temas más, serán materia de otros posts en este blog.

 

Guia paso-a-paso para crear tu propia estrategia de contenidos