5 consejos a seguir para contratar una agencia de marketing

Estrategias de Marca | Escrito por: Eduardo Eneque | Publicado el 08-09-15

Hace dos años, cuando trabajaba como director de una franquicia americana tuve que despedir a nuestra agencia de marketing. Fue una decisión rápida y una lección de aprendizaje sumamente costosa.

 

Las lecciones que aprendí de trabajar con mi última agencia de marketing

 

Entonces tenía el desafío de posicionar una nueva marca en el Perú y un formato de retail orientado a familias con hijos que combinaba en un mismo espacio un restaurante con un amplio salón de juegos y un ambiente de celebración de cumpleaños.

 

Cuando me uní a la empresa en diciembre de 2012, los socios tenían el antecedente de conducir la expansión de la marca en Chile, que habían adquirido desde hace más de diez años. Uno de mis objetivos al trabajar ahí era el lanzamiento de la marca. Y parte de mi estrategia para respaldarlo era contratar a una agencia de marketing.

 

Lamentablemente la relación no llegó a buen puerto y finalmente, como director me vi obligado a despedir a la agencia por estas razones:

 

Necesitábamos clientes y nos entregaron seguidores de Facebook

 

Cuando me reuní con el Country Manager de la agencia, inmediatamente comenzaron a hablar sobre lo crucial que era desarrollar una campaña de intriga acompañada de un flashmob, que luego harían viral y complementarlo con una presencia en línea para un lanzamiento exitoso. Al principio sonaba como un buen plan. Sin embargo, los socios y yo dejamos en claro que nuestra prioridad número uno era llevar clientes al local comercial y les pedimos que desarrollaran un plan para ayudarnos a lograrlo.

 

En lugar de concentrarse específicamente en la generación de clientes, nos recomendaron desarrollar una página comercial de Facebook y enviar una docena de comunicados de prensa que anunciaran el lanzamiento de nuestra empresa. También desarrollaron la campaña de intriga. Al principio estuvimos de acuerdo. Todos pensamos "bueno, nunca hemos intentado este enfoque, vale la pena hacerlo".

 

La apertura fue un éxito, los clientes hacían colas las primeras semanas para ingresar al local, pero, tres meses después del periodo de luna de miel, comenzamos a ver movimiento, pero no podíamos relacionar ninguno de estos clientes al trabajo realizado por nuestra agencia y también a notar cierta demora en atender nuestros requerimientos.

 

Si ustedes están en el sector retail, sabrán que este negocio es muy dinámico así que con mi Gerente Comercial decidimos reunirnos con nuestra agencia, compartimos nuestras expectativas con respecto al servicio y el plan comercial, definimos sus responsabilidades (y las nuestras), compartimos todos los números y una línea de tiempo para que ellos lograran sus metas (el primer hito fue en dos meses).

 

Dos meses después y varios dólares echados a perder, era el momento de decirles adiós. La agencia nunca produjo los resultados que esperábamos y probablemente lo peor fue que sintieron que lo hicieron, pero nunca pudieron producir un informe para probarlo. Todo lo que tenían para mostrar fue un álbum de fotos con varias activaciones BTL, 10 mil seguidores en Facebook, algunos diseños de anuncios, aproximadamente 10 artículos destacados sobre nuestro negocio, algunos en medios poco relevantes.

 

Comparto esta historia no porque piense que las agencias de marketing no trabajan bien. De hecho, conozco muchas agencias valiosas que te brindarán resultados comerciales sorprendentes. Con esta experiencia, recojo algunas lecciones claves que aprendimos. Ahora estoy del otro lado de la mesa, y como CEO de Impulse, quisiera compartirlas con ustedes.

 

5 Consejos para los propietarios/directores de empresas que están buscando una agencia de marketing

 

  1. Contrata agencias de marketing que sean proporcionales al tamaño de tu empresa

 

La mayoría confía en contratar una agencia grande y con muchos logros para mejores resultados. En realidad, ellos destinarán sus recursos en función del valor monetario que les signifiques, ya que siempre preferirán darle más importancia a sus “cuentas grandes”.

Una agencia pequeña o mediana también tiene la capacidad para atenderte. Por eso, te conviene mejor ser atendido por una agencia, en la que tú seas una de sus “cuentas grandes”.

 

  1. Desafía (mucho) las recomendaciones de tu agencia

 

Escucha de forma activa lo que tu agencia te propone, pueden decirte que "vas a necesitar un nuevo sitio web", "necesitas participar de esta red social" o "tenemos que enfocarnos en trabajar el SEO". Sé un niño y pregunta "¿por qué?", solo así descubrirás el motivo por el que ellos desean que hagas algo de su estrategia.

 

Sobre todo investiga y si tu agencia tiene un arsenal de contenidos de actualidad digital, casos de éxito u ofrece capacitación, úsalos a tu favor.

 

  1. Si vas a implementar campañas por tu cuenta, contrata un consultor especializado

 

La mayoría de los dueños de pequeñas y medianas empresas creen que no pueden realizar campañas de marketing por su cuenta. Te sorprenderás cuánto trabajo más podrás sacar de ti mismo ante la necesidad de aumentar tus ventas.

 

Y eso no significa que vayas a aumentar tus costos operativos dramáticamente, con la persona adecuada asesorándote, la estrategia bien definida, un equipo inhouse especializado y las herramientas correctas, puedes emprender muchas de las tareas del marketing digital.

 

Quizás te pueda interesar seguir estos consejos para implementar una estrategia online exitosa y no desperdiciar tu valioso presupuesto

 

  1. Contrata socios innovadores

 

Si eliges una agencia de marketing que siempre te dé la razón, estás en problemas. Necesitas personas que desafíen tu pensamiento e impulsen resultados para tu negocio. Recuerda que para eso los debes contratar.

 

  1. Haz que tu agencia de marketing digital rinda cuentas por resultados

 

Este es solo un sentido comercial de base, pero no te quedes atrapado en las palabras de moda como "presencia de marca," "estrategia de lanzamiento al mercado", "número de fans", o "campaña dirigida". Si eres como yo, todo lo que te debería importar son resultados: "¿cuántos clientes nuevos puedes traer este mes?, ¿cuántos dólares de venta produjeron? y ¿cuánto me costó que los trajeras?". Si presientes que no llegarás a cumplir con tus metas de venta, mira hacia otro lado.

 

Mi conclusión

Determina las necesidades de tu empresa y si no las puedes cubrir por tu cuenta, busca la ayuda de una agencia que rompa esquemas, que responda a la inversión realizada y sobre todo que se enfoque en los resultados. ¡Buena suerte!

 

Reserva taller de inbound marketing gratuito