10 consejos para que tus campañas de email marketing sean irresistibles

Email Marketing | Escrito por: Mariella Martinez | Publicado el 02-02-17
10-consejos-para-email-marketing-campanas-irresistibles.jpg

¿Recibiste correos electrónicos esta mañana? Probablemente tu respuesta sea sí, y es que a pesar de los años este medio sigue siendo considerado como una plataforma efectiva de comunicación.

Aun así, los cambios de consumo de una sociedad más exigente han generado que este medio evolucione, dando origen a las campañas de e-mail: un envío sistemático de mensajes personalizados y con un objetivo claro que proporciona mejores resultados a las empresas.

La importancia de una correcta campaña de e-mail marketing radica en crear una relación más fiel y duradera con tus usuarios, haciendo que sea más fácil su conversión a clientes.

Entonces, ¿cómo hacer las mejores campañas de e-mail marketing? 

  1. Responde estas preguntas

Bien, si quieres intentar una campaña de e-mails por primera vez, necesitas primero responder estas seis preguntas:

  • ¿Quién? A quién irá dirigido tus e-mails
  • ¿Qué? Indica qué es lo que quieres que haga tu audiencia después de recibir tu e-mail.
  • ¿Cuándo? En qué momento y día es más apropiado enviar un e-mail a este usuario.
  • ¿Por qué? Cuál es la finalidad de tu organización, qué quiere ganar u ofrecer.
  • ¿Cómo? De qué forma sabrás que lograste tus metas.

 

  1. Traza tus objetivos

¿Querías empezar ya a escribir tus e-mails? ¡Tranquilo! Antes, debes plantearte qué es lo que quieres lograr al finalizar la campaña: ¿Vender? ¿Fidelizar? ¿Tener público para un evento? ¿Ganar suscriptores? 

Cualquiera que sea tu objetivo, al finalizar la campaña sabrás con qué métricas analizar si alcanzaste tus metas o no, qué es lo que tienes por mejorar en tu campaña o si estás por buen camino y debes seguir así.

 

  1. Segmenta tu base de datos

¿A quién te vas a dirigir? Esto es elemental, ya que hoy los correos masivos y sin filtro no funcionan porque el usuario de hoy exige sentirse especial por las organizaciones que se dirigen a ellos.

Segmentando una base de datos lograrás agrupar un tipo específico de público objetivo y hacer tus mensajes más personalizados, haciéndole sentir a cada usuario que el mensaje lo hiciste especialmente para él, ¿a quién no le gusta que por ejemplo, lo llamen por su nombre?

 

  1. Identifica oportunidades

Observa tu funnel de ventas: ¿Cómo va el flujo de conversión? ¿Qué puedes hacer para generar más leads o clientes? ¿Hay algo que esté dando resultado y puedas aprovechar a tu favor?

En base a esto, idea un plan que gire en torno al público al que vas dirigido, el objetivo que te has planteado y que sea una oportunidad prometedora.

 

  1. Diseña un flujo de trabajo breve y preciso

Un flujo de trabajo o workflow es un proceso de nutrición vía e-mail donde tu organización tiene interacción directa con su usuario objetivo, invitándole a realizar una acción determinada, como: leer tus artículos, descargar material, comprar algún producto o asistir a un evento especial.

Sí, este es el momento en el que puedes empezar a redactar tus e-mails. Procura que la secuencia siga una lógica y sea amena para el usuario al que te diriges.

 

  1. Que sea enfocado en el lector

Al momento que estés por redactar, revisa que tus e-mails estén enfocados en la persona que va a leerlos. Recuerda que los usuarios de hoy quieren reconocen fácilmente cuando algo no es personalizado, así que no dudes en expresarte de una manera más cercana hacia tus lectores.

 

  1. Optimízalo a los diferentes dispositivos móviles

¿Recuerdas que una de las seis preguntas principales era dónde lo visualizarían? Así es. Averigua qué dispositivos utiliza más la audiencia a la que te diriges y adapta tu e-mail a esos tipos de pantallas. De este modo, tus usuarios no tomarán por excusa que no es legible en sus pantallas para no ver tus correos.

 

  1. Cuida los asuntos

El asunto, es el título que llevará tu e-mail, que en otras palabras es lo primero que verá el usuario al que se lo enviaste. Procura que este sea interesante e invite a quien lo reciba, a abrir el e-mail.

Personalmente, te recomiendo que hagas una prueba de al menos cinco asuntos por e-mail, ya que de ese modo te volverás un experto creando asuntos de alto impacto y que causen curiosidad.

 

  1. Realiza pruebas A/B

Algo que te hará triunfar en el arte de crear campañas de e-mail, es enviar e-mails de prueba: variando el contenido de este, el tipo de CTA que exhibas o incluso el horario en el que envíes tu contenido. 

Esto, te hará ver qué es lo que está funcionando. ¡Cuanto menos lo pienses, tus ratios de apertura de e-mail subirán como la espuma!

 

  1. Analiza y optimiza

¿Enviaste tus e-mails? ¡Muy bien! Es hora que analices los resultados en torno a los objetivos que te trazaste en un inicio. ¿Salió todo acorde a tus planes o no? ¿Hay algo que puedes variar para ver si funciona la próxima vez?

Sea cual sea el elemento que te planteaste cambiar, optimízalo y prueba en otra ocasión hasta que recibas los resultados que estás buscando.

 

Como conclusión, los elementos clave para crear una campaña de e-mails genial, son centrarte en el segmento al que te diriges y hacer mucha práctica de cada elemento hasta lograr grandes resultados.

¿Quieres planificar ya una campaña de e-mail para tus usuarios? Te invitamos a descargar nuestro Ebook: “El Futuro de las ventas” para que aprendas a planificar tu estrategia de inicio a fin.

Consultoría gratuita de Inbound Marketing